martes, 19 de marzo de 2013

BACALAO CON TOMATE Y PIMIENTOS DE PIQUILLO


Para la receta he utilizado bacalao salado, que he desalado en casa,  también lo podemos hacer con el que venden ya desalado. La salsa de tomate casera es la que podemos ver en el siguiente enlace:                                   SALSA DE TOMATE CASERA

INGREDIENTES



600 Gr. de bacalao

Salsa de tomate casera

1 Lata de pimientos de piquillo

1 Vasito de vino blanco

3 Dientes de ajo

Harina para rebozar el bacalao

Aceite de oliva virgen extra (AOVE)  para freír

2  Patatas  para acompañar, (opcional)

Sal

PREPARACIÓN

Si el bacalao no lo hemos comprado ya desalado, tenemos que desalarlo en casa. Lo cortamos en varios trozos, lo lavamos bien para quitarle la primera sal y lo ponemos en un recipiente con  agua abundante durante 36 o 48 horas, depende del grueso del bacalao. Cambiamos el agua unas 6 veces. Lo podemos poner en el frigorífico. 


Una vez desalado, lo cortamos al tamaño que lo queramos dejar. A mi me gusta quitarle todas las espinas antes de cocinarlo.


Lo pasamos por harina y lo freímos en aceite de oliva muy caliente para que se dore rápido por fuera y quede jugoso por dentro. No le pondremos sal, salvo que al desalarlo se haya quedado soso.


Lo sacamos y reservamos.


En una cazuela ponemos la salsa de tomate casera, le añadimos el vino blanco, el caldo de la lata de pimientos de piquillo y si la salsa está muy espesa, como es este caso, incorporamos un poco de agua.


La calentemos, mezclamos e introducimos el bacalao frito. A partir de este momento ya no metemos la cuchara para no romper el bacalao, movemos toda la cazuela, de vez en cuando. Cocinamos 7 u 8 minutos a fuego lento con cuidado para que no se nos pegue la salsa de tomate. 


Cortamos los pimientos en tiras.


Ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra (AOVE) en una sartén, cortamos los ajos en láminas y dejamos que se doren un poco.


 Incorporamos los pimientos y los sofreímos 3 o 4 minutos.


Para acompañar, podemos poner unas patatas. Yo las he cortado en rodajas gruesas y las  he frito a fuego lento  en AOVE hasta que se han dorado.


Montamos el plato con todos los ingredientes, el bacalao, los pimientos de piquillo y las patatas. Servimos caliente.


3 comentarios:

  1. Mediante una técnica que heredé de mi padre VASCO, puedo quitarle totalmente la sal al bacalao con solamente remojarlo durante una noche sin tener en cuenta el espesor de la pieza. Además cuento con recetas sencillas e insuperables

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuéntanos tu técnica para poder ponerla en práctica

      Eliminar
  2. Soy Argentino, tengo 73 años, hasta hace 7 años trabajé automatizando calderas. Además soy escritor de textos de alto suspenso, a principios de éste año subí a GOOGLE LIBROS una novela que pueden ver, lleva como titulo "El cementerio clandestino de los veintitrés limoneros", aún no está a la venta porque GOOGLE PLAY no llega a mi país. Por distintas circunstancias nunca pude viajar a EUSKADI para conocer la tierra donde naciera mi padre en el año 1898. Desde hace varios años veo programas de reconocidos cocineros de habla Hispanoamericana y comprobé que dicha técnica es desconocida. Estoy recorriendo por varios portales de Internet buscando alguna información sobre el tema y no encontré nada parecido. Creo que el perfecto sistema de quitarle sal a pescados salados secos y algunas formulas pueden tener un precio. Los invito a visitarme, pueden traer algunos Kilos de bacalao de mucho y poco espesor, con seguridad serán sorprendidos y agradecidos. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG. SI TE GUSTA LA RECETA, TE AGRADEZCO ENORMEMENTE QUE DEJES UN COMENTARIO. SI TIENES ALGUNA DUDA O PRECISAS ALGUNA ACLARACIÓN, NO DUDES EN PREGUNTARME.