miércoles, 21 de enero de 2015

MERMELADA DE KIWI




No hay nada como una buena mermelada casera y si la fruta es también de casa, como estos kiwis que tiene mi padre en su jardín, ya es un lujo total. 


A mi me gusta ese toque ácido del kiwi, que acentúo con un poco de zumo de limón, y la cantidad de azúcar la podemos variar según nuestro gusto.  A mi me parece que para 1 Kg. de fruta, ya pelada, con 500 Gr. de azúcar  queda perfecto. Si nos gusta más dulce, le añadimos un poco más.

Para guardar la mermelada y que nos dure tiempo, la vamos a guardar en tarros de cristal que habremos esterilizado, previamente, poniéndolos a cocer en la olla a presión con agua, destapados, metiendo también las tapas, durante 10 minutos desde que sale el vapor. los sacamos y estarán listos para usar.

Una vez llenos los tarros de mermelada, los tapamos y los volvemos a poner en la olla a presión, con agua y un paño entre ellos y en el fondo, para que no se golpeen entre si, y los dejamos cocer 15 minutos desde que salga el vapor. Se habrá hecho el vacío y ya están listos para guardar. Eso si, antes tenemos que comprobar que los tarros y las tapas no estén dañados.

INGREDIENTES

1 Kg. de kiwis, pesado una vez pelado.

1/2 Kg. de azúcar

El zumo de un limón mediano.

PREPARACIÓN

Pelamos los kiwis y los cortamos en trozos.


Los ponemos en un recipiente, les echamos el zumo de limón y el azúcar por encima. Mezclamos bien todo y lo dejamos reposar en el frigorífico toda la noche. La fruta empezará a soltar jugos y este es el aspecto que tendrá pasado ese tiempo. 


Lo ponemos al fuego unos 30 minutos.


De vez en cuando, con un colador, les quitamos la espuma que sube a la superficie.


A media cocción, les pasamos la batidora y trituramos todo bien.



Volvemos a retirar la espuma.


Según va cociendo irá espesando. Ya le damos el punto que nos guste. Cuando al sacar la cuchara se queda la mermelada pegada a la misma, estará hecha, entre 30 y 40 minutos.


La metemos en los tarros, los cerramos y los ponemos a cocer en la olla a presión, como he explicado anteriormente. Sobre una tostada de buen pan, está fantástica.


martes, 13 de enero de 2015

LOMO DE CERDO A LA SAL


Ésta es una receta de lo más socorrida. Lo preparas y luego le puedes dar un montón de utilidades, comerlo directamente  con una salsa como la que he preparado, compota de manzana, tomarla como fiambre para un buen bocadillo, para completar una ensalada, etc. Es una receta muy sencilla y el resultado es fantástico, la carne queda jugosa y sabrosísima. La podemos tomar caliente, templada o del tiempo.

INGREDIENTES

PARA  LA CARNE A LA SAL:


1 Trozo de lomo de cerdo de aproximadamente 1 Kg de peso.

2 Kg de sal especial para hornear

PARA LA COMPOTA DE MANZANA:


3 Manzanas

1 medio vaso de agua, ( unos 125 ml)

1 Pizca de nuez moscada

1 Pizca de pimienta molida

1 Cucharadita de mantequilla

PREPARACIÓN

Con un cuchillo afilado, le quitamos parte de la grasa. Si queremos se la podemos dejar.



En un bol ponemos los dos kg. de sal, los humedecemos ligeramente y los mezclamos.


En el fondo de una fuente para horno, colocamos una capa de sal.


Ponemos encima el lomo.


Lo cubrimos totalmente con el resto de la sal, de forma que no se vea la carne por ningún lado, presionando un poco con las manos.


Metemos la bandeja en el horno, precalentado a 180º, aproximadamente una hora. Pasado el tiempo, veremos que la sal se empieza a agrietar.


Lo sacamos del horno y retiramos toda la sal, que habrá quedado dura, formando un caparazón.




Mientras tenemos la carne en el horno, preparamos la COMPOTA DE MANZANA. Para ello, pelamos las manzanas, les quitamos el corazón y las pepitas, las cortamos en trozos y las ponemos en un cazo, con la mantequilla y  las pizcas de pimienta y de nuez moscada. Añadimos el agua.

Podemos utilizar cualquier manzana que sea más bien ácida, yo he utilizado dos golden y una fuji. Podrían haber sido otras, por ejemplo reinetas.


Ponemos el fuego medio y las dejamos cocer hasta que estén blandas, removiendo de vez en cuando.


Las pasamos por la batidora para conseguir una crema homogénea.


Cortamos la carne en filetes finos, le ponemos un poco de la compota de manzana por encima y podemos acompañar, también, con una ensalada.


lunes, 5 de enero de 2015

BIZCOCHO CASERO CON NARANJA


Empezamos el año con un fantástico bizcocho casero con aroma de naranja. Es sumamente sencillo y de verdad que está delicioso, cuando lo probéis, seguro que lo haréis un montón de veces.

INGREDIENTES



2 Huevos

1 Taza de azúcar, (de 1/4 de litro)

1 Taza de aceite de girasol

1 Taza de leche

El zumo de una naranja. (En la foto hay dos porque eran pequeñas)

La ralladura de la piel de la naranja, (sólo la parte naranja, sin nada de blanco)

3 Tazas de harina

2 Sobres dobles de gasificante para repostería. Cada sobre lo forman a su vez uno blanco y otro de color

1 Cucharadita de levadura tipo Royal

1 Pizca de sal

PREPARACIÓN

He utilizado la Thermomix, más que nada para montar las claras a punto de nieve, Las podemos montar a mano, con una varilla y mezclar los ingredientes en el mismo orden para hacerlo de forma tradicional.

Separamos las yemas de las claras de los huevos, añadimos una pizca de sal a las claras y las montamos a punto de nieve. Si es con la Thermomix, ponemos la mariposa y batimos a velocidad 3 1/3 hasta que estén montadas. 


Añadimos el azúcar y mezclamos unos segundos. Si es a mano, hay que hacerlo con movimientos envolventes para evitar que se bajen las claras.


Incorporamos las yemas y mezclamos suavemente.


Añadimos el aceite y la leche. Mezclamos unos segundos.


Echamos la ralladura de naranja. Mezclamos unos segundos.


Incorporamos el zumo de la naranja. Mezclamos.


Finalmente, añadimos la harina mezclada previamente con los sobres de gasificante y con la levadura tipo Royal. Si queremos podemos sustituir los sobres de gasificante y la cucharadita de levadura por un sobre entero de levadura tipo Royal. Mezclamos suavemente unos segundos hasta conseguir una masa homogénea.


Preparamos el molde engrasándolo con un poco de aceite y espolvoreando un poco de harina.


Vertemos la masa y espolvoreamos un poco de azúcar por encima para que nos forme costra al hornearse.


Un rato antes de terminar de preparar la masa encendemos el horno y lo calentamos a 180º, calor arriba y abajo. Cuando esté caliente introducimos el bizcocho en la parte baja del horno. Yo lo meto en la segunda ranura por abajo. Horneamos hasta que está hecho. El tiempo depende del horno, de la altura del molde, etc. Este estuvo unos 40 minutos. Para comprobar que está hecho, lo pinchamos con una aguja o un palo de brocheta y si sale limpio estará hecho. Una vez terminado, apagamos el horno y lo dejamos unos minutos con la puerta entreabierta,


Esperamos a que se enfríe y lo desmoldamos.