martes, 23 de mayo de 2017

ALCACHOFAS CON ALMEJAS


Las alcachofas con almejas nos encantan en casa, queda un plato muy sabroso que espero que os guste.

INGREDIENTES (Para 3 personas)


1 Kg. de alcachofas

300 Gr. de almejas

75 Gr. de taquitos de jamón serrano. (No están en la foto)

4  Cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 Diente de ajo

1 Cucharada rasa de harina

1/2 Vaso de vino blanco, (100 ml)

150 ml. de  caldo de cocer las alcachofas

1 Ramillete de perejil

PREPARACIÓN

Empezaremos preparando las almejas. Un rato antes de empezar a cocinar las lavamos bien, las ponemos en un recipiente con agua y sal en el frigorífico para que suelten la arena que pudieran tener.


Vamos a preparar las alcachofas. Las limpiamos quitándoles las  puntas y todas las hojas exteriores que estén duras. Las cortamos por la mitad, les quitamos con la punta del cuchillo los pelillos que tienen.


Preparamos un recipiente con agua y un chorreón de vinagre. Cortamos las alcachofas en cuartos y las vamos poniendo en remojo, mientras terminamos de limpiarlas.


En una cazuela  ponemos las alcachofas escurridas, las cubrimos de agua, echamos un ramillete de perejil y un poco de sal. Las ponemos a cocer hasta que estén tiernas. Lo comprobamos pinchándolas con la punta de un cuchillo y si queremos estar seguros de que están, probamos una hoja de las exteriores. Han estado algo más de media hora.


 Las escurrimos y reservamos. El caldo no lo tiramos, lo reservamos también. Utilizaremos un poco de ese caldo y el resto, si queremos lo podemos tomar bebido con un chorreón de aceite de oliva virgen extra y unas gotas de limón. Es estupendo para el hígado.


En una cazuela plana echamos el aceite y el diente de ajo bien picado, ponemos el fuego flojo hasta que empiece a dorarse el ajo.


Añadimos los taquitos de jamón, les damos unas vueltas para que se rehoguen un poco.


Las almejas las lavamos, las escurrimos y las añadimos a la cazuela. Echamos la cucharada de harina y rehogamos un minuto, mezclando todo.


Vertemos el vino blanco, subimos el fuego y dejamos que evapore el alcohol, un par de minutos.


Incorporamos el perejil picado, tapamos la cazuela y veremos como se empiezan abrir las almejas.


Añadimos las alcachofas que teníamos reservadas y un poco del caldo de cocer las alcachofas.


Movemos la cazuela para que se mezcle bien todo y dejamos cocer 2 o 3 minutos para que se mezclen todos los sabores. Éste es el momento de probar de sal y rectificar si procede. No lo hemos hecho antes porque las almejas aportan su punto de sal.


Las servimos y espolvoreamos otro poco de perejil picado por encima.



viernes, 12 de mayo de 2017

ALCACHOFAS A LA PLANCHA


Ésta, es una forma estupenda de comer alcachofas, se preparan en un momento y están muy ricas, para un aperitivo o un entrante.Yo he calculado una alcachofa por persona. 

INGREDIENTES


Alcachofas, una por persona, o más.

Pimentón dulce

Sal. Yo he puesto sal Maldon.

Un chorreón de aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN


Empezamos por limpiar las alcachofas, que es lo más pesado de esta receta. Yo lo hago así: Les corto las puntas.


Les voy metiendo el cuchillo por la parte del tallo, le quito la primera capa y arranco las hojas verdes.


Así es como queda. Aunque se desperdicie mucho, no es conveniente dejar hojas verdes pues quedarían duras. Si no queremos que se oxiden, las restregamos con medio limón. Como las he metido rápidamente en la plancha no les he dado tiempo a oxidarse, ya que eran pocas, si ponemos más cantidad es mejor restregarles el limón.


Las cortamos en láminas de 1/2 cm. de grosor.


 Ponemos la plancha o una sartén amplia a fuego medio, echamos unas gotas de aceite y colocamos las alcachofas, que todas estén en contacto con la sartén. Cuando estén doradas les damos la vuelta y las doramos por el otro lado. Quedarán un poco al dente. Si las queremos más blandas las hacemos a fuego bajo.


Las vamos poniendo en una fuente, les espolvoreamos un poco de pimentón, les ponemos un poco de sal y un chorreón de aceite de oliva virgen extra y listas para comer.
  

sábado, 6 de mayo de 2017

BIZCOCHO AMARMOLADO / BIZCOCHO CEBRA




Como podéis apreciar en las fotos, se trata de dos bizcochos, que únicamente se diferencian en la forma de verter la masa en el molde, que más adelante explicaré. Para estos bizcochos podemos utilizar la masa base de un bizcocho cualquiera, el típico de yogur, el bizcocho casero,  el casero con naranja , etc. añadiendo chocolate en polvo en parte de la masa.Yo he utilizado el casero con naranja.

INGREDIENTES


3 Huevos

1 Taza de azúcar, (de 1/4 de litro)

1 Taza de aceite de girasol

1 Taza de leche

El zumo de una naranja 

La ralladura de la piel de la naranja, (sólo la parte naranja, sin nada de blanco)

3 Tazas de harina

3 Sobres dobles de gasificante para repostería. Cada sobre lo forman uno blanco y otro de color

1 Pizca de sal

2 o 3 Cucharadas de cacao en polvo. Yo he utilizado el cacao puro de Valor

PREPARACIÓN

He utilizado la Thermomix, principalmente para montar las claras, podemos hacerlo a mano o montarlas con las varillas de cualquier batidora. 

Montamos las claras. En la thermomix, ponemos la mariposa en las cuchillas, echamos las claras, una pizca de sal y ponemos a 37º y velocidad 3 1/2, hasta que las veamos bien montadas. El vaso tiene que estar muy limpio, sin nada de grasa y no nos puede caer nada de yema pues no montarían.


Vamos añadiendo las yemas, el azúcar y vamos mezclando a velocidad 2. Incorporamos la leche, mezclamos, el aceite y seguimos mezclando.


Añadimos el zumo de la naranja y la ralladura de la piel, sólo la parte de color, sin nada de blanco.


Antes de añadir la harina la pasamos por un tamiz o por un colador para airearla y así el bizcocho saldrá más esponjoso. Incorporamos también los sobres de gasificante mezclados con la harina.


Por último vamos echando la harina, poco a poco y mezclando. Primero le podemos dar unas vueltas en la thermomix a velocidad 2 1/2 y terminamos de mezclar con la espátula haciendo movimientos suaves y envolventes.


Dividimos la masa en dos partes aproximadamente iguales.


En una de ellas ponemos las 2 o 3 cucharadas de cacao en polvo y mezclamos.

Preparamos un molde desmontable, lo engrasamos y espolvoreamos un poco de harina por toda su superficie. Yo he puesto un papel de hornear en el fondo. 

Ahora decicimos la forma de dibujo que queremos en el bizcocho. Si lo hacemos como vemos en las siguientes fotos, nos saldrá el bizcocho amarmolado. Echamos un poco de masa con cacao  en el centro del molde, como 2 o 3 cucharadas.


Sobre la anterior vertemos la masa blanca, más o menos que la cubra.


Y seguimos poniendo capas alternativamente hasta acabar las dos masas.


Una vez puestas todas las capas, espolvoreamos  con azúcar por toda la superficie y metemos en el horno que tendremos precalentado a 180º, calor arriba y abajo.


Estará hecho en unos 40 minutos. Para comprobarlo, pinchamos con una aguja y si sale limpia es señal de que se ha terminado de hornear. Apagamos el horno, dejamos la puerta entreabierta 5 o 10 minutos, lo sacamos y lo dejamos enfriar.


Desmoldamos y listo para comer.


Para conseguir el bizcocho cebra, se hace todo igual, pero a la hora de verter la masa en el molde, lo hacemos en cantidades más pequeñas, a cucharadas, una de chocolate y otra blanca, que siempre iremos echando en el centro del bizcocho y así hasta terminar la masa.


lunes, 10 de abril de 2017

BACALAO CON COLIFLOR A LA GALLEGA


Me encanta la cocina Gallega, sencilla, con materia prima de calidad, sana y muy rica. Ésta forma de preparar el bacalao, nos encanta  en casa y lo hacemos con bastante frecuencia.  Es tan sencillo como cocer todo y echarle por encima la salsa gallega por excelencia, la AJADA. Se prepara en un momento y está muy, muy rico.

INGREDIENTES  (Para dos personas)


Unos ramilletes de coliflor

2 o 3 Patatas

Un par de lomos de bacalao en su punto de sal

Sal

PARA LA AJADA:

4 o 5 Dientes de ajo

100 Ml de aceite de oliva virgen extra

1 Cucharadita de pimentón  dulce.

PREPARACIÓN

El bacalao lo podemos comprar desalado, en su punto de sal, o comprarlo salado y desalarlo en casa. Si lo hacemos así, lo lavamos bien y lo dejamos 24 horas como mínimo en el frigorífico en un recipiente con abundante agua. Ésta la cambiaremos 4 o 5 veces, lavando cada vez el bacalao. Depende del grosor de los lomos tardará más o menos tiempo. Lo mejor es probarlo antes de cocinarlo pues si lo dejamos salado desgraciaríamos  el guiso.

Pelamos las patatas, las cortamos en rodajas de un par de centímetros de grosor y las ponemos a hervir en una cacerola con agua y un poco de sal. No necesita mucha agua, pues como vamos a tapar el recipiente, se hará prácticamente con el vapor.


Inmediatamente añadimos la coliflor cortada en ramos. Tapamos la cacerola y dejamos a fuego medio hasta que la coliflor y la patata estén hechas. Como veis, el agua no llega a cubrir la coliflor.


Ahora incorporamos el bacalao, que lo pondremos por encima, volvemos a tapar y dejamos cociendo unos 5 minutos hasta que esté hecho. Lo podemos comprobar con la punta del cuchillo, si se separan las mollas del bacalao es señal de que está listo.


Mientras se ha ido cociendo todo esto, preparamos la ajada. Pelamos y cortamos los ajos en láminas. Los ponemos en una sartén con el aceite de oliva a fuego medio-bajo. Atentos que no se nos queme el ajo pues estropearíamos la ajada.


Cuando empieza a dorarse, apagamos el fuego.


Dejamos un minuto que se atempere un poco el aceite y añadimos el pimentón. Con una cuchara de madera mezclamos bien hasta que esté todo ligado.


Tenemos unas variantes:

1.- Podemos añadirle una cucharada de vinagre. Viene bien para pescados.

2.- Podemos añadirle un par de cucharadas del caldo de cocer el pescado, para aligerar un poco la 
salsa.

3.- Podemos añadir las dos cosas, el vinagre y el agua de cocer el pescado.

O simplemente no añadir nada, sólo con el ajo, el aceite y el pimentón.



Servimos en cada plato, las patatas, la coliflor, el bacalao escurridos y les ponemos por encima la ajada. Cada uno que se sirva la salsa a su gusto. Podemos echar la salsa sin los ajos o añadir también los mismos. 


lunes, 3 de abril de 2017

ALCACHOFAS EN SALSA CON JAMÓN


Las alcachofas son una de mis verduras preferidas, son muy saludables y sabrosas. Os traigo estas alcachofas, muy fáciles de preparar y con una salsa que quedan deliciosas.

INGREDIENTES


1,5 Kg. de alcachofas

1 Cebolla grande o dos medianas

3 Dientes de ajo

1/2 Limón

1 Cucharadita de pimentón dulce

60 Gr. de jamón en taquitos.  (No están en la foto)

150 Ml.  de vino blanco

100 Ml, aproximadamente,  del agua de cocer las alcachofas

1 Cucharada rasa de harina

3 o 4 Cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Sal 

PREPARACIÓN

Limpiamos las alcachofas quitándole las hojas exteriores y las puntas, de forma que sólo dejemos las parte que está tierna. Las restregamos con medio limón para que no se oxiden y reservamos.




Yo también aprovecho los tallos, pelándolos y cortándolos longitudinalmente.


Ponemos agua a calentar en una cazuela e introducimos las alcachofas, añadimos sal y el zumo del medio limón con el que las hemos restregado. Las dejamos que cuezan a fuego lento hasta que estén blandas. Si las pinchamos con un cuchillo lo podemos comprobar. Han estado unos 35 minutos. 


Pelamos y picamos las cebollas. Las ponemos en una sartén al fuego con el aceite de oliva, les añadimos un poco de sal y dejamos que se vayan pochando a fuego medio.


Cuando estén transparentes añadimos los dientes de ajo picados.


Cuando esté todo hecho, que veamos que se ha dorado la cebolla, añadimos los taquitos de jamón.


Les damos unas vueltas durante un par de minutos y añadimos la harina. la mezclamos y la rehogamos un par de minutos.


Añadimos el pimentón, le damos una vuelta y a continuación incorporamos el vino blanco y un poco del agua de cocer las alcachofas.


Cortamos las alcachofas por la mitad y las introducimos en la salsa. También las podemos dejar enteras, como nos apetezca. Dejamos que cueza todo junto unos 5 minutos para que se mezclen todos los sabores.


Las servimos. Las podemos acompañar con unos trozos de huevo duro, que le van muy bien.